El colágeno para la piel: cómo elegir el mejor

Llega un día en que comenzamos a notar que nuestra piel ya no es tan tersa y firme. Estamos perdiendo colágeno. No nos damos cuenta cuando tenemos la piel joven, pero la edad no nos perdona y es por ello que debemos cuidarnos más.

Aunque sabemos que los factores ambientales y el estilo de vida afectan la forma en que nuestra piel responde al envejecimiento, muchos de estos signos se deben a la pérdida de colágeno en nuestro organismo.

Afortunadamente, existen productos nos ayudarán a paliar estos efectos.

¿Qué es el colágeno y por qué es tan necesario para la piel?

El consumo de colágeno se ha convertido en una tendencia jalonada por famosos como Jennifer Aniston, que proclaman sus propiedades milagrosas. Y es que, con el paso del tiempo, nuestra piel va perdiendo firmeza y elasticidad.

El colágeno es una proteína que se produce naturalmente en nuestro organismo. Le da fuerza y estructura a nuestros tejidos. Es el pegamento de nuestro cuerpo. La producción de colágeno en nuestro cuerpo llega a su máximo hacia los veinte años y va disminuyendo lentamente conforme maduramos.

Cuando abunda el colágeno, nuestros músculos, articulaciones y, sobre todo, nuestra piel se mantienen jóvenes. Además, disfrutamos de un sueño profundo y reparador. Cuando el nivel de colágeno es bajo, nuestra piel pierde brillo y se vuelve flácida, aparecen las líneas de expresión y las arrugas. Estos son síntomas del envejecimiento de la piel y la señal de que comenzamos a perder colágeno.

Beneficios de tomar suplementos de colágeno para la piel

No podemos echar atrás el reloj, pero en el caso del colágeno sí que es posible compensar su disminución en el organismo.  Al tomar suplementos de colágeno con regularidad podrás restaurar sus niveles en tu cuerpo y mejorar la salud y apariencia de tu piel.

Tomar colágeno tiene efectos rejuvenecedores. Estos son algunos de los beneficios para la piel:

  • Mejora la elasticidad.
  • Ayuda a una mejor cicatrización.
  • Disminuye las arrugas y las líneas de expresión.
  • Permite que la piel recupere su brillo natural.
  • Reduce la celulitis y la flacidez

Además, también puede ayudar al crecimiento y fuerza del cabello y uñas y mejora el estado de las articulaciones. Reduce el dolor articular y evita dolencias relacionadas con la osteoporosis.

Mejor colágeno para la piel tiene efectos rejuvenecedores

¿A partir de qué edad debo tomar colágeno para la piel?

A partir de los 25 años, aproximadamente, comienza a disminuir la producción de colágeno. Poco a poco nuestra piel va perdiendo elasticidad y grosor. En general, se recomienda comenzar a tomarlo a partir de los 30, que es cuando se comienzan a notar los efectos del envejecimiento de la piel.

A partir de los 40 comienza el proceso de oxidación de la piel y se empieza a notar el desgaste en las articulaciones. Entonces el consumo se vuelve necesario.

El mejor colágeno para mí

Se puede incorporar colágeno a nuestro organismo a través de la comida, pero el colágeno presente en los alimentos no se asimila directamente por nuestro organismo. Nuestro cuerpo tiene que descomponerlo en formas más simples que puedan ser utilizadas por lo tejidos. Como resultado, mucho se pierde en el camino.

En consecuencia, los laboratorios han desarrollado procesos de hidrólisis para reducir el tamaño de las moléculas de la proteína y que pueda ser asimilada directamente. Por este motivo se tiene que consumir un colágeno hidrolizado.

Tipos de colágeno

Existen varios tipos de colágeno, principalmente de origen animal. Por una parte encontramos el terrestre, que se extrae de la piel, huesos y cartílagos del ganado bovino o porcino. Por otra está el colágeno marino, que se obtiene de las espinas y escamas de animales que habitan en mares y océanos.

El colágeno marino es el más recomendable por ser el de mejor asimilación en el organismo.

Podemos clasificar el colágeno en tres diferentes tipos:

  • Tipo I: proviene de la piel, tendones, tejidos vasculares, huesos y ligamentos.
  • Tipo II: se extrae a partir de cartílagos.
  • Tipo III: tiene su origen en fibras reticulares de los tejidos conectivos.

Los tipos I y III son los más adecuados para la piel.

Presentaciones

El colágeno suele venir en forma de líquido, polvo o en pastillas. Tomarlo de una forma u otra es una cuestión de preferencia personal. Al tomarlo en forma de polvo, habrá que mezclarlo con algún líquido antes de beberlo. En cambio, en líquido o pastilla, es solamente tomar y listo.

Lo importante es tomar la dosis adecuada, que está entre 5 y 10 gramos diarios.

Aditivos

Los suplementos suelen venir con aditivos que tienen propiedades que ayudan a asimilar mejor el colágeno y a mejorar sus efectos. Algunos de ellos son:

  • Glucosamina: aporta elasticidad a las articulaciones.
  • Ácido hialurónico: aporta firmeza y tiene función estructural.
  • Vitamina C: Favorece la síntesis del colágeno.

Si te interesan los colágenos o necesitas alguno, puede que te interesen:

3 comentarios en “El colágeno para la piel: cómo elegir el mejor”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.