Lo que deberías saber antes de usar productos quemagrasas

Ahora que se acerca el buen tiempo y tras los grandes atracones de las navidades, es el momento en el que todos nos ponemos en marcha con la conocida operación bikini. Muchos buscamos aliados que nos ayuden a bajar de peso más rápido, uno de ellos son los conocidos productos quemagrasas. Sin embargo, ¿es realmente efectivo su uso? ¿son peligrosos si lo usas durante mucho tiempo? Hoy te contamos todo lo que deberías saber sobre los quemagrasas.

¿Qué son los quemagrasas?

Los  productos conocidos como «quemagrasas» son suplementos alimenticios que tienen como objetivo aumentar el metabolismo de los lípidos, el gasto de energía, limitar la absorción de grasas, aumentar la oxidación de la grasa durante el ejercicio y en definitiva ayudar a perder peso.

Suelen contener una combinación de ingredientes, cada uno con un efecto determinado que agregados en la proporción adecuada pueden mejorar los efectos de un régimen de adelgazamiento adecuado.

Pero, ¡cuidado! no es oro todo lo que reluce. Si bien es cierto que utilizados de la forma adecuada, pueden ser muy efectivos y un complemento ideal, hay ciertos mitos que debemos romper, no son productos mágicos y requieren de una dieta sana y ejercicio para que de verdad puedas ver su efecto.

Tres mitos alrededor de los productos para adelgazar.

Mito nº1

No necesito hacer dieta o ejercicio si tomo un suplemento para perder peso.

Vigila los pasteles y antojos para perder peso con un quemagrasa
Hay que cuidar la ingesta de calorías para que los quemagrasas sean efectivos.

No existe la fórmula mágica para adelgazar. Debido a la gran cantidad de anuncios que aseguran que con tan sólo tomar una pastilla se puede perder peso de forma rápida y segura podemos llegar a pensar que son una fórmula mágica. Lo cierto es que no puedes esperar resultados si vives una vida sedentaria y no cuidas tu dieta.

Mito nº2

Los puedo tomar durante el tiempo que quiera.

Los suplementos para adelgazar contienen una combinación de ingredientes como hierbas, fibra alimentaria y minerales, en formato cápsulas, tabletas, líquidos o polvos. Algunos de estos ingredientes pueden tener efectos adversos si se toman durante un tiempo prolongado o si se combinan con otros productos.

Por ejemplo, si consumes un quemagrasa que contenga cafeína y acostumbras a tomar mucho café, la dosis excesiva te puede causar palpitaciones, náuseas y hasta vómitos. Tomemos como ejemplo el Chitosán, una fibra alimentaria que se extrae de las conchas de algunos crustáceos y se utiliza para la captación de grasas.

Si sufres alguna alergia a los mariscos, no deberías tomarlo. Su peligro radica en que puede interferir en la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes solubles en grasa. Estos incluyen la vitamina A, vitamina D y algunos fitoquímicos presentes en frutas y vegetales, esenciales para las defensas del organismo. No es recomendable tomarlo durante más de tres meses seguidos.

Mito nº3

Los suplementos naturales no tienen efectos secundarios.

Si un producto para adelgazar causa un efecto, probablemente también tenga un efecto secundario. El hecho de que tenga la etiqueta de «natural» no necesariamente quiere decir que sea seguro tomarlo.

Un ejemplo de ello es el popular té verde que por ser una bebida con alto contenido de cafeína, puede causar hipertensión. Si se ingiere justo antes o después de las comidas puede interferir en la absorción de hierro.

Puede afectar las úlceras estomacales, gastritis, reflujo y colon irritable y finalmente también puede provocar insomnio y afectar a las personas con problemas de ansiedad o trastornos nerviosos.

Cómo tomar los productos quemagrasas.

Si quieres perder peso, lo más importante es usar el sentido común. Hay que llevar una vida sana, alimentarse bien, hacer deporte y convertir eso en un hábito. Debes trazar un plan, poner objetivos a corto y largo plazo y ser constante. No obstante, existe una regla de oro que si la sigues tendrás el éxito asegurado:

Hay que quemar más calorías de las que se ingieren.

Perdemos peso si la ingesta diaria de calorías es menor a la que quemamos a través de nuestras actividades.  Por lo tanto hay que seguir dos estrategias básicas y ser constante en ellas:

  1. Reducir el aporte energético a través de una alimentación sana y equilibrada.
  2. Aumentar el gasto energético a través de actividad física regular.

Sigue estos consejos y podrás obtener los mejores resultados posibles con un quemagrasas:

1. ¡Ponte en marcha!

¡Ponte en marcha para perder peso con un quemagrasa!
Un mínimo de actividad física te ayudará a perder peso.

No puedes simplemente tragarte una pastilla y esperar que sus efectos contrarresten una mala nutrición y falta de ejercicio físico. Un quemagrasas de buena calidad podrá hacer que tu viaje sea más fácil, pero para conseguir los mejores resultados y derretir esas calorías de más es esencial que tengas un plan de ejercicios.

Escoge una actividad que sea cómoda y agradable para tí, de manera que puedas asegurarte de que cumplas con ella de manera de forma regular.  Salir a caminar, aunque sea media hora al día, puede ser un buen comienzo. A veces un pequeño paso es todo lo que necesitas para emprender un gran viaje. Simplemente, ponte en marcha.

2. Cuida tu dieta.

Los productos quemagrasas tiene propiedades termogénicas, que aumentan la quema de calorías y a veces la gente piensa que eso puede contrarrestar los efectos de una buena pizza o patatas fritas. Pero no es así. Para nada. Si te comes una tarta de chocolate tendrás que sudar las calorías.

Debes quitar esas tentaciones de tu vida. Afortunadamente, los quemagrasas suelen tener ingredientes como el glucomanano o el cromo que ayudan a reducir las ansias por comer y la sensación de hambre, pero si te expones a los antojos, le abrirás la puerta al fracaso.

El apetito viene de la acción de varias hormonas y neurotransmisores que pueden ser estimulados por muchos factores entre los cuales están las emociones, los olores, la vista y hasta la atmósfera. Compra comida saludable, nutritiva y baja en calorías y mantén todo lo demás a raya para cuidar tu dieta.

3. Come suficiente proteína.

Muchos de los productos quemagrasas del mercado te reducirán el apetito. Como tendrás una reducción en la ingesta de calorías es muy probable que además de grasa también pierdas masa muscular si no tomas suficientes proteínas.

Un consumo adecuado de proteínas te ayudará a tener mejores resultados, ya que si estás realizando actividad física, te ayudará a tonificar los músculos además de adelgazar.  Esto puede hacer la diferencia entre tener una apariencia escuálida o sana.

4. Cuida la hidratación.

Los productos adelgazantes suelen tener efectos diuréticos y acelerar el metabolismo, así que como un efecto secundario, perderás líquidos a través del sudor y la orina. Será normal que tengas una pérdida de líquidos mayor a la que tenías antes de comenzar tu plan de adelgazamiento.

Beber agua con regularidad además de mantener tu cuerpo hidratado, ayudará a mantener el metabolismo activo, lo que fomentará más quema de grasa. Se dice que hay que beber al menos 8 vasos de agua al día, pero eso realmente es un mito. La necesidad depende de muchos factores.

El mejor consejo es que bebas según tu sed. Aprende a «escuchar» a tu cuerpo y ten siempre una botella de agua a mano.

5. Duerme lo necesario.

El descanso como una ayuda para perder peso.
Un buen descanso, te ayudará a tener más energías en tus actividades diarias y poder quemar más calorías.

El sueño es necesario para reparar el organismo, recuperar energía y mantener el balance hormonal. Un déficit de sueño puede impedir el correcto funcionamiento de algunas hormonas. En primer lugar, la del apetito, lo que puede provocar cambios bruscos y desordenados del apetito. También puede provocar la liberación de Grelina, responsable de la sensación de hambre y reducir el gasto de energía del cuerpo. Finalmente el dormir poco provocaría un aumento en la resistencia a la insulina, lo cual dificulta el metabolismo de los carbohidratos y puede provocar un aumento de peso.

6. Mira los ingredientes:

Si tuviéramos que hacer una lista de todos los ingredientes presentes habitualmente en los productos quemagrasas, tendríamos que hacer varios posts más. Para resumir e ir al grano, aquí enumero algunos que se utilizan frecuentemente en los mejores productos del mercado.

  • Cúrcuma

    Es una planta que ayuda a digerir bien los alimentos, alivia la sensación de empacho y previene la formación de gases y flatulencias. Es un potente antioxidante que favorece la metabolización de las grasas para que sean eliminadas por el organismo. La curcumina, asimilada en la dieta, puede limitar la extensión del tejido graso.

  • Wakame

    El wakame es un alga que, además de ser una fuente de yodo y otros minerales, contribuye al metabolismo de las grasas y al control de líquidos en el organismo.

  • Glucomanano de konjac

    Es una fibra presente en las raíces de la planta de konjac. Esta absorbe agua y se espesa en el estómago, creando una sensación de saciedad, por lo que es útil para controlar el apetito.

  • Grosella negra

    Es una baya de pulpa negra-morada que tiene, entre otras, propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es un buen energizante y antifatiga.

  • Colina

    Un nutriente esencial necesario para varias funciones vitales de nuestro organismo. Entre esas funciones está la descomposición de los lípidos. Si se consume en la proporción adecuada, puede acelerar el metabolismo y la quema de grasas para la obtención de energía. Ayuda a estabilizar el peso.

  • Cromo

    Necesario para mantener los niveles de azúcar en la sangre, el cromo es un mineral que ayuda al mantenimiento de la masa muscular y la pérdida de peso a través de la disminución del apetito.

  • Vitamina B6

    Contribuye al metabolismo normal de las proteínas y del glucógeno y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

  • Tiamina

    La Tiamina o vitamina B-1 ayuda al organismo a metabolizar los lípidos, proteínas y carbohidratos. Esto es esencial para tener un organismo sano y garantizar que nuestro cuerpo utilice esos nutrientes como fuente de energía en lugar de almacenarlos en forma de grasa.

En resumen: Para conseguir el mejor resultado con los productos quemagrasas, recuerda los 3 mitos y sigue los 6 consejos. Pruébalos y cuéntanos cómo te ha ido.  Comenta más abajo, comparte si te ha gustado y sigue visitando nuestro blog para más consejos.

Si te apetece ampliar información o necesitas algún quemagrasas quizás te interese….

3 comentarios en “Lo que deberías saber antes de usar productos quemagrasas”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.