Cómo evitar la piel seca en invierno

¿Sientes tu piel más seca, tirante o apagada? Estos, son algunos de los síntomas más comunes de la conocida piel de invierno y es que, es en esta estación cuando más sufre. Hoy, te contamos cómo evitar estos síntomas para que luzcas un aspecto radiante toda la temporada.

La piel es el órgano más grande que tenemos y el que nos protege del exterior. Por eso, es muy importante cuidarlo en todas las épocas del año y, prestar especial atención durante el invierno que es cuando más sufre.

¿Por qué tu piel se seca más en invierno?

Durante los meses de más frío, tu piel tiene que hacer un sobreesfuerzo para protegerse de los factores ambientales externos y protegerse de los cambios de temperatura.

De hecho, para mantener el calor corporal, el tamaño de los vasos capilares que recorren tu piel se ve reducido, disminuyendo la cantidad de oxígeno y nutrientes que llegan a la piel. Además, cuando las temperaturas bajan también lo hace la humedad del aire, haciendo que las capas más externas de la piel se deshidraten.

Por ello, si no llevas a cabo ciertas medidas y cuidados en tu piel durante esta época del año, el resultado de estos efectos se traduce en una piel bastante más apagada, sensible, seca y, en muchos casos tirante y con picores.

Consejos para evitar la piel seca en invierno

Mantén siempre tu piel bien hidratada

Para evitar al máximo todos los síntomas de que provoca esta época del año en nuestra piel, es muy importante que la mantengas bien hidratada. Para ello, asegúrate de beber 1’5 – 2 litros de agua al día.

Además, asegúrate de protegerla de los efectos adversos del invierno con una crema hidratante específica. Aquí, te dejamos un post en el que te explicamos los requisitos que debes seguir para elegir cremas hidratantes en invierno.

Nuestra recomendación:

evitar piel seca invierno

Cuida el tiempo y la temperatura del agua cuando te duches

Una ducha con agua caliente resulta bastante apetecible para combatir el frío pero, es bastante desaconsejable ya que reseca mucho la piel. Por ello, lo mejor es que regules la temperatura del agua y no prolongues demasiado el tiempo de la ducha.

El gel de baño también influye

Para evitar al máximo los efectos del invierno en la piel, presta atención en el gel que utilizas a diario. Muchos, contienen sustancias irritantes, sobre todo los espumosos. Busca mejor productos que contengan aceites o ceramidas naturales y no contengan alcohol.

Nuestra recomendación:

evitar piel seca invierno

No te pases con la calefacción

Ya sabes que los cambios de temperatura no son buenos para la piel. Por ello, es recomendable que regules la temperatura de casa. En este caso, si cuentas con un sistema centralizado no es bueno que al llegar de la calle notes un cambio demasiado brusco de temperatura.

Por otro lado, si utilizas estufas o radiadores también tienes que tener cuidado con lo fuerte que pongas la temperatura de estos y, sobre todo, no colocarlos de forma muy directa. Reducen la humedad y por ello la hidratación de tu piel.

Protégete del frío y utiliza ropa cuidadosa con la piel

Al salir de casa, protégete del frío y del viento. Puede que te parezca exagerado pero, utiliza guantes para evitar la irritación y heridas de las manos, bufandas y gorros para tapar tus orejas.

Además, procura que las prendas sean transpirables y, que aquellas que están en contacto directo con la piel sean de un tejido natural como por ejemplo el algodón.

Hasta aquí, nuestros consejos para evitar la piel seca en invierno y mantenerla luminosa y radiante a pesar del frío y los cambios de temperatura. Recuerda, que es muy importante que elijas una crema hidratante adecuada para los efectos de esta época del año.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.